Arequipa

Delincuencia no se reduce y población no acude a la Policía

1 de marzo de 2016
Delincuencia no se reduce y población no acude a la Policía

Las estadísticas contrastan con 7 mil policías y municipalidades implementadas. Ocurre que falta coordinación con la PNP, y en algunos casos existen cámaras y vehículos inoperativos en los distritos.  Los casos de violencia familiar siguen incrementando. El año pasado más de 13 mil pidieron garantías personales.Este año existirá menos presupuesto para seguridad.

La inseguridad que sobresalta a los arequipeños no solo es una sensación, es una realidad que no se reduce. Las estadísticas de la Policía Nacional del Perú (PNP), del Ministerio Público, del Poder Judicial y del Inpe lo confirman.
 
En la región Arequipa hubo el año pasado 33 383 delitos reportados a las fiscalías y 14 861 denuncias ante la PNP. Además de 3155 procesados en el Poder Judicial y en el penal de Socabaya hasta diciembre de 2015 hubo 2323 internos.
 
Lo que más predomina es el delito contra el patrimonio (robo, hurto, estafas y otros). Arequipa es la provincia que muestra el mayor número con 6915, seguida por las provincias de Islay y Caylloma con 456 y 312 casos, respectivamente.
 
De las denuncias reportadas hay más casos de hurto simple y agravado. Durante el año 2015 se han presentado 5063 casos en la región; y a nivel provincial, 421.
 
La información fue proporcionada por el jefe del Comité Regional de Seguridad Ciudadana de Arequipa (Coresec), coronel Jorge Padilla, durante la reunión realizada para la aprobación del Plan Regional de Seguridad Ciudadana. 
 
CONTRASTE
La inseguridad que se registra en Arequipa contrasta con los 7 mil policías en la región, y municipios equipados con cámaras, vehículos y serenos. 
 
En la región hay 1197 serenos, 231 cámaras de videovigilancia, 485 vehículos (autos, camionetas, ambulancias, motos, bicicletas, cuatrimotos y motos acuáticas), 345 equipos de radio comunicación y 16 central de radios.
 
Ocurre que la mayoría de los equipos de vigilancia están inoperativos, no hay coordinación entre el serenazgo y la Policía, y falta de capacitación al personal en las municipalidades, precisó el coronel Padilla.
 
Además existen 666 juntas vecinales que agrupan a 7531 personas, más de la mitad de ellas en la provincia de Arequipa, cantidad insuficiente.
Igualmente, aunque la inseguridad es el principal problema del país, el presupuesto asignado este año al Ministerio del Interior disminuyó en 13%. Este año el Estado ha considerado invertir por persona en Arequipa, la suma de 259,99 soles, cifra menor al año pasado que fue de 301,94 soles.
 
EN DETALLE
En la provincia de Arequipa, los distritos de José Luis Bustamante y Rivero, Cerro Colorado, Alto Selva Alegre y el Cercado son los cuatro principales lugares donde nace, ocurre y se reproduce el delito.
 
Sin embargo cuando se trata de delitos contra el patrimonio, la lista de distritos difiere parcialmente. Está Cerro Colorado, José Luis Bustamante y Rivero, Cayma y Alto Selva Alegre que representan el 50% aproximadamente de todos los que se cometen en la provincia de Arequipa.
 
La violencia en el hogar continúa siendo un grave problema. Durante el 2015 se registraron 12 999 casos de violencia familiar en la región, según la Policía. La provincia de Arequipa con 10 455, seguida por Caylloma e Islay con 729 y 627 casos, respectivamente. 
 
Al Ministerio Público llegaron 15 800 denuncias, donde se estaría canalizando más casos. El problema de la violencia ha ocasionado que en la región el año pasado, 13 323 mujeres pidan garantías por violencia familiar.
 
LOS PLANES
Los planes de seguridad, documento que integra un diagnóstico y plantea el trabajo para reducir el delito, no es cumplido al 100%. De los 109 distritos de la región que debían presentar sus planes de seguridad al Coresec, cumplieron 77 distritales y 7 provinciales. Faltan 32 distritales y uno provincial, principalmente de Castilla y Caravelí. 
 
De la información de los planes, las provincias de Islay, Caylloma, Caravelí, Arequipa y Camaná presentan problemas en relación a la prostitución, drogadicción, robos y hurtos. Mientras que las provincias de Condesuyos y La Unión tienen dificultades de violencia familiar e ingesta de licor.
 
En Caravelí adicionalmente tienen que enfrentar el incremento de la minería informal que origina problemas de prostitución y drogas. En Islay, la venta y consumo de drogas. En Arequipa, el delito contra el patrimonio en sus modalidades de robo y hurto y el delito contra la seguridad pública en su modalidad de peligro común y violencia familiar.
 
(Foto referencial Internet)
Compartir


Noticias Relacionadas

Leer comentarios