Arequipa

Los últimos guardianes de Arequipa

4 de marzo de 2016
Los últimos guardianes de Arequipa

La Benemérita Guardia Civil del Perú era el cuerpo de policía uniformada que tenía como misión el mantenimiento del orden público. Conformada por cientos de Arequipeños que lucharon contra el terrorismo y la delincuencia.

Por Mariela Zuni M.
 
Hace 30 años egresó la última promoción de los Guardias Civiles un grupo de hombres que tenía la responsabilidad de mantener el orden y la seguridad de las personas en las calles. Muchos están a pocos meses de colgar el uniforme, otros cayeron en el cumplimiento de su deber al enfrentar el terrorismo.
 
Fue el 01 de marzo de 1986, cuando 840 jóvenes egresaron de la Escuela de la Ex Benemérita Guardia Civil con sede en Charcani – Arequipa, graduados como nuevos Guardias Civiles al servicio de la ciudadanía.
 
Era una época en la que nuestro país vivía una de las más sangrientas incursiones subversivas, ocasionadas por terroristas del Partido Comunista del Perú – Sendero Luminoso (PCP-SL), y el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA).
 
Los nuevos jóvenes Guardia Civiles (GC) fueron destacados a lo largo del Sur del Perú incluyendo Cusco y Apurímac; ellos enfrentaron el terror cara a cara, y en esta cruenta lucha decenas se inmolaron y cientos quedaron lisiados.
 
El Guardia GC “Ricardo”, formaba parte de la promoción “Guardias de Arequipa”, nombre que habían tomado los últimos egresados de Charcani. Apenas con un año de servicio fue destacado al distrito de Antabamba, provincia del mismo nombre en el departamento de Apurímac.
 
El 07 de diciembre de 1987, un informante proporcionó la ubicación de un grupo terrorista, es así que “Arturo” y sus colegas conformaron una cuadrilla de rastreo. Al llegar a una zona de difícil acceso se produjo un fuerte ruido, al parecer causado por los senderistas, y el caballo que montaba lo arrojó por los aires.
 
El guardia civil cayó al suelo y la granada que tenía en la cintura se activó. En cuestión de segundos logró arrojar el arma de guerra, pero la explosión mutiló parte de su mano derecha, además quedó ciego.
El incidente frustró el seguimiento a los terroristas. El herido fue evacuado a la línea de la Guardia Civil, en el Centro Médico de Antabamba no había ningún médico y sus propios colegas, con sus conocimientos de primeros auxilios, lo curaron para evitar que se desangrara.
 
Era necesario que lo evacuaran a Chalhuanca, poblado más próximo a la capital Abancay. En el trayecto la camioneta volcó en una quebrada. “Arturo” recuerda que uno de sus colegas quedó atrapado bajo el vehículo, a Dios gracias unas rocas no permitieron que lo aplastara. Con la lesión en la mano y la vista nublada ayudó en las tareas de rescate.
 
Se había salvado dos veces de la muerte, pero el camino aún era largo. Los puentes habían sido volados por los terroristas, y era necesario hacer varios trasbordos, desde la base militar del Ejército en Chalhuanca hasta Abancay. A duras penas llegó a Cusco y posteriormente fue evacuado a Lima. Perdió el pulgar derecho, pero en el hospital conoció a la mujer que lo acompaña hasta la actualidad.
 
Recuerda que más de 15 compañeros suyos perdieron la vida en la lucha antisubversiva, otros como él, quedaron mutilados, pero aún permanecen en servicio. El pasado 1 de marzo, 106 integrantes de la IV Promoción de la ex Guardia Civil “IV Promoción Guardias De Arequipa”, cumplieron 30 años de servicio prestados al Estado Peruano.
 
Es la última generación de la Guardia Civil del Perú, de servicio en Cusco, Apurímac, Moquegua, Tacna, Puno, Madre de Dios, Lima y retornaron a la ciudad de Arequipa para asistir a la ceremonia por sus “Bodas de Perla”. Varios están a punto de firmar su pase al retiro.
 
Para conmemorar su aniversario en la Escuela de Educación Superior Técnico Profesional PNP, participaron en el izamiento del Pabellón, desfile de honor, y entregaron un banderín al coronel PNP Samuel Sevilla Sevilla, el único instructor aún en servicio.
 
Desde la escuela trotaron hasta el patio de honor de la Región Policial de Arequipa, y entregaron un banderín al General PNP Enrique Blanco Ridoutt, jefe Policial de Arequipa.
 
Los ahora suboficiales de la Policía Nacional rindieron un emotivo homenaje a los dos héroes de la PNP, Mariano Santos Mateos y Alipio Ponce Vásquez, que forman parte de la historia de la Guardia Civil, creada en 1873 por el presidente Manuel Pardo y Lavalle, y unificada con la Policía de Investigaciones y de la Guardia Republicana, en 1988.
 
La Benemérita Guardia Civil del Perú, era el cuerpo de policía uniformada que tenía como misión el mantenimiento del orden público, mientras no se requiriera el empleo de la Fuerza Armada; y la prevención de los delitos y faltas, la protección de las personas y de sus bienes, el control de la libre circulación en la vía pública y del tránsito vehicular, entre otros. Dependía del Ministerio del Interior en la época final.
 
Compartir


Noticias Relacionadas

Leer comentarios