Arequipa

Maestros no quieren ir a zonas altas

12 de marzo de 2016
Maestros no quieren ir a zonas altas

Pese a incentivos económicos, docentes prefieren laborar en capitales de provincia. Problema se registra en Castilla y Caravelí. Grandes distancias que recorrer a pie y falta de servicios básicos, pesan en maestros antes que bonos extras de 500 soles que ofrece el Estado. 

Por Elizabeth Huanca U.
 
Pese a los incentivos económicos que ofrece el Estado, varios profesores con posibilidades de ser contratados se niegan a laborar en las partes altas de las provincias de Arequipa. 
 
La provincia de Castilla es una de ellas. Allí, garantizar la presencia de maestros para iniciar de manera correcta el año escolar se ha vuelto un verdadero dolor de cabeza para las autoridades educativas. 
 
En los anexos de Siwincha, Orohuasto y San Antonio, ubicados en los distritos de Andagua y Orcopampa, la Ugel Castilla culminó el proceso a regañadientes; tuvo que hacer excepciones en el contrato docente por única vez para evitar que los alumnos se queden sin maestros. 
 
El Director de este ente, Luis Zúñiga, señaló que en Castilla media, se habilitó 48 plazas para el nivel primario, las mismas que serían disputadas por 200 maestros que aprobaron en el ranking de examen docente, sin embargo, casi ningún profesor que ocupó los primeros lugares quiso ser destacado a las zonas en mención. 
 
“Por única vez se hizo una excepción y se tuvo que recurrir a los maestros ubicados en los últimos puestos y sin mucha posibilidad de ser contratados a quienes se les ofreció las plazas. Ellos sí aceptaron ir a estas zonas lejanas”, narró. 
 
La desidia de los maestros a trabajar en estos lugares se debe a las grandes distancias que deben recorrer para llegar a los centros educativos y a la falta de servicios básicos. 
 
Por ejemplo, para llegar al anexo de San Antonio y Orohuasto (Andagua) los docentes deben caminar más de cuatro horas, fuera del periplo que deben hacer en bus. 
 
En Orcopampa, ubicado a siete horas de Arequipa, donde existen cerca de 2700 alumnos existe también déficit de docentes del nivel inicial. En la zona existe 40 plazas, sin embargo, en el ranking solo hay 22 aprobados. 
 
“Lo que tenemos que hacer ahora es buscar a profesores de otra especialidad; encima 4 docentes que laboran allí han pedido un destaque a la Ugel Norte y esta ha sido aceptada”, comenta Zúñiga.  
 
BONOS
El Estado, por su parte, entrega bonos especiales para quienes trabajen en zonas lejanas y en colegios unidocentes. Además de salarios superiores. Para zonas donde no hay agua, ni luz, el plus asciende a 500 soles y el salario a 2,000.
 
Para maestros que vayan a zonas calificadas como rural 2, Con agua, pero sin luz o viceversa, el bono es de S/. 100 y el pago es de S/.1, 500. Para los lugares denominados Rural 3, que tienen todos los servicios, el bono es de S/. 70 y la remuneración de S/. 1,400. Aun así, muchos docentes no quieren ir», refiere Zúñiga.
 
En distritos como Chilcaimarca o el mismo Orcopampa, donde la población escolar incrementa en 10% al año, también faltan docentes. Hay déficit de profesores en las áreas de Ciencia Tecnología y Ambiente y lógico matemática. En Castilla hay 9,700 estudiantes y 103 colegios. 
 
CARAVELÍ
En Caravelí, el déficit de docentes también se percibe. Sin embargo, a diferencia de Castilla, el problema, más allá a la desidia de los docentes, apunta a que la población escolar crece de forma anual, por lo que se requiere más número de profesores.
 
A la fecha, hay 550 docentes, pero se necesitan más. En Chala, zona minera por excelencia se requiere dos profesores más. Lo mismo ocurre en Atico, Acarí y Cháparra, donde la Ugel Caravelí ha empezado a contratar bachilleres pues no hay docentes titulados interesados en laborar en estas zonas. En Huanu- Huanu se requieren 7 maestros.     
 
Compartir


Noticias Relacionadas

Leer comentarios