Internacional

“El arma más poderosa del mundo”

15 de enero de 2021

Corea del Norte presenta un nuevo misil. Kim Jong-Un hizo una demostración de su poderío militar en el desfile de Pyongyang.

Corea del Norte mostró lo que parecía ser un nuevo Misil Balístico Lanzado desde Submarinos (SLBM) en un desfile, el jueves por la noche. La presentación marca el final de un congreso político en el que el líder norcoreano admitió faltas graves en la economía, pero se comprometió a impulsar el poder militar del país.

Vestido con un abrigo de cuero negro, guantes y gorro de piel, Kim sonrió y saludó con la mano mientras observaba el desfile en la plaza Kim Il Sung iluminada.

«El arma más poderosa del mundo, los misiles balísticos de lanzamiento de submarinos, entraron en la plaza uno tras otro, demostrando el poder de las fuerzas armadas revolucionarias», informó la agencia estatal de noticias KCNA.

Las fotos publicadas por los medios estatales mostraron que el misil estaba etiquetado como Pukguksong-5, lo que podría marcar una actualización sobre el Pukguksong-4 que se dio a conocer en un desfile militar más grande en octubre.

«El nuevo misil definitivamente parece más largo», dijo en Twitter Michael Duitsman, investigador del Centro James Martin de Estudios de No Proliferación (CNS) con sede en California.

Ankit Panda, miembro senior del programa de política nuclear del Carnegie Endowment for International Peace, dijo que el desfile también mostró “un nuevo misil balístico de corto alcance nunca antes visto”.

También, se exhibieron cohetes con una «poderosa capacidad de ataque para aniquilar completamente a los enemigos de manera preventiva fuera del territorio», según KCNA.

El medio sugiere que las armas tienen un alcance que se extiende más allá de la península de Corea y al menos podrían llegar a Japón.

A diferencia de octubre, el desfile del jueves no mostró los Misiles Balísticos Intercontinentales (ICBM) más grandes de Corea del Norte, que se cree que pueden lanzar una ojiva nuclear a cualquier lugar de Estados Unidos.

El desfile en sí mismo no pretendía ser una provocación, sino una señal preocupante de las prioridades de Pyongyang, dijo Leif-Eric Easley, profesor de la Universidad Ewha en Seúl.

«La economía se ve gravemente afectada por el cierre de fronteras pandémicas, la mala gestión de las políticas y las sanciones internacionales», dijo. «A pesar de esto o quizás debido a esto, Kim Jong-Un siente la necesidad de someter los escasos recursos a otra exhibición política-militar».

Kim Jong-Un acepta que atraviesa penurias económicas

Compartir

Leer comentarios