Arequipa

Aumenta la reventa de oxígeno en Arequipa

23 de febrero de 2021
Se encontraron 21 balones de dudosa procedencia

La alta demanda de oxígeno medicinal ha traído consigo a sujetos que aprovechan la necesidad para obtener múltiples ganancias a partir de la desesperación de otros.

Desde los primeros meses de pandemia se pudo detectar a ciertos individuos que se infiltraron  entre las personas que realmente lo necesitaban para formar colas y comprar el oxígeno medicinal.

El modo de operación era simple, desde vender sitios en la cola hasta acaparar las primeras recargas y revenderlas hasta en 10 veces el costo inicial. Las plantas y distribuidoras de oxígeno eran escenarios de estas malas acciones.

Como primera medida, se instalaron vallas de seguridad para ordenar las filas y se empezó a revisar que todas las personas cuenten con documentos que confirmen la necesidad del recurso.

Sin embargo, el ingenio de los traficantes nuevamente fue descubierto. Este mes detectaron a tres personas que serían presuntos miembros de la banda denominada “Los piratas del oxígeno”, ellos presentaban recetas falsas para adquirir recargas del suministro.

Dos mujeres y un varón no supieron explicar la procedencia de las recetas que contaban con la firma de un médico y el logo del Hospital III Yanahuara. Fueron detenidos y llevados al Área de Estafas de la Divincri.

El fin de semana, nuevamente se capturó a tres presuntos traficantes. Esta vez la cantidad de insumo era mayor, puesto que, venían en un furgón con 21 balones de oxígeno.

La policía llegó hasta las afueras de la empresa Praxair, los sujetos no supieron justificar el porqué de tal cantidad de balones, solo adujeron que tenían familiares enfermos. 

En las diligencias de la Fiscalía encontraron que el conductor refirió trabajar para la Empresa Gases Industriales, sin embargo, dicha empresa no cuenta con autorización para comercializar con dicho recurso.

Encontraron que la receta presentada para adquirir el oxígeno era falsa. La firma del galeno que figuraba en el documento también era fraudulenta. Esto lo confirmó Luis Hernando, el mismo médico que supuestamente firmó la receta.

Los sospechosos fueron detenidos y la Fiscalía planteó que se les imponga nueve meses de prisión preventiva por el presunto delito de acaparamiento, especulación y falsificación de documentos.

Luego de una audiencia, Fiorela Pastor Arenas, jueza a cargo, decidió que los imputados sean investigados en libertad.

Argumentó que no se alteró el costo del recurso a partir del incidente de los detenidos.

Pastor Arenas dispuso la medida luego de que no se demostraran firmemente los arraigos familiares de los acusados. Por ello, solo se les impuso comparecencia sin restricciones y el cumplimiento de reglas de conducta.

El delito de acaparamiento tiene una pena mayor a cuatro años. Debido al estado de emergencia la sanción aumenta y ahora podría abarcar entre los cuatro y ocho años de pena privativa de la libertad.

El Decreto de Urgencia 59-2020 establece que, para adquirir medicamentos de este tipo, se debe presentar la receta médica. Esto, para controlar la alta demanda que tiene el insumo actualmente.

Compartir

Leer comentarios