Transporte

Intensifican operativos a buses por posible rebrote

14 de diciembre de 2020

Tras un periodo de relajación de los protocolos de bioseguridad en prevención del contagio de la COVID-19, nuevamente los inspectores de la Municipalidad Provincial de Arequipa volvieron la mirada al servicio de transporte público.

Desde la reactivación del transporte se han impuesto 4300 actas de infracción, el 60 % de los vehículos por no cumplir los protocolos de bioseguridad. Sin embargo, en las últimas semanas los operativos bajaron y observamos buses transportando pasajeros parados contraviniendo la normativa que lo prohíbe.

El subgerente de Transportes de la municipalidad provincial, Juan Carlos Callacondo Velarde, reiteró que la Ordenanza Municipal 1196, prohíbe que los pasajeros vayan de pie y además establece el uso protectores faciales lo cual también no se cumple.

Por ello la autoridad provincial dispuso que desde el lunes 200 inspectores de la Municipalidad Provincial de Arequipa intensifiquen la fiscalización del transporte público ante un posible rebrote de los casos de la COVID-19.

El funcionario reconoció que hubo un proceso de descuido y relajamiento de la exigencia del cumplimiento de los protocolos, pero a la vez la población no ha puesto de su parte en actuar con responsabilidad en el uso de los protectores y el distanciamiento físico.

“Con los 200 inspectores se trabajará en restaurar los protocolos de bioseguridad a fin de controlar un segundo rebrote del coronavirus. El fin de semana se han hecho las coordinaciones con la Policía Nacional y el Ministerio de Salud con la recomendación de que volvamos hacer la fiscalización y al mismo tiempo la exigencia a la población”, dijo.

En esta segunda fase de control se incorporaron 104 inspectores y el último sábado notificaron a todas las empresas en la necesidad de generar nuevamente estos procesos de fiscalización.

Se han impuesto 4300 actas de infracción, el 60 % de los vehículos han sido infracciones principalmente por no cumplir los protocolos de bioseguridad. 

Callacondo, expresó que el problema de fondo en el transporte es el tema de la demanda y oferta, no se tiene la cantidad suficiente de vehículos para atender a todas las personas que usan el transporte público en horas punta, de 4 a 7 de la noche.

Antes de la pandemia un 10 y 15 por ciento de la demanda no era cubierta, ahora esta se incrementó un 20 % a 30 %.

Compartir

Leer comentarios