Especiales

Mi vida está dentro de un balón

24 de enero de 2021

Por: Fernanda Tapia

La historia se repite de nuevo. Son más familias que salen en busca de un balón de oxígeno para tratar a sus familiares, siendo la mayoría tratados en casa que en hospitales.

Los hospitales son focos infecciosos y no solo del coronavirus, si no de diversas enfermedades. Y con tal de no ir a los hospitales y más aún en estos tiempos de emergencia sanitaria, el autotratamiento es aún el arma de doble filo que muchos se aferran como la mejor solución.

Pese a esto, es un camino que no lleva siempre a la recuperación. De por sí, un enfermo con problemas respiratorios ya debe acudir a un centro de salud, antes de que presente un cuadro de complicaciones severas.

Este sería el tratamiento más eficaz, de esta manera lo explicó el director del hospital COVID-19 Honorio Delgado Espinoza, Richard Hernández. Sin embargo, el autotratamiento lleva arrastrándose por décadas en la historia de nuestro país, y todo recae en la desconfianza del pueblo con los profesionales de la salud.

Son tiempos de coronavirus y en la mayoría de los casos, la vida está dentro de un galón de oxígeno. Desde la primera ola, la demanda por los botellones grandes de metal se disparó, los precios subieron y en algunas ocasiones, el recurso era escaso, este fue un momento crucial donde varias familias sufrieron de diferentes maneras.

Arequipa en una temporada del año pasado, se convirtió en la principal provincia con más casos a nivel nacional. Las lágrimas derramadas por toda la población arequipeña ante una enfermedad tan desconocida que se llevaba a sus seres queridos, era el dolor pertinente que para algunos inclusive, no pueden olvidar.

Como no olvidar a Celia Capira, quien corrió detrás de Martín Vizcarra, implorando por ayuda. El retrato inmortalizado y representado por varias familias que sufrieron lo mismo, buscando solución que los ayude y que en una situación económica también dura, era un dolor compartido.

ES COMPARTIDO

Ahora en este año 2021, las cosas se consolidaron pero no se solucionaron. El oxígeno se ha vuelto tan fundamental como las mascarillas, que muchos poseen ya sea por enfermedad o por prevención.

El oxígeno se garantiza en los hospitales de Arequipa, inaugurando plantas una tras otras para ayudar, para ayudarnos. Eso sí, su uso debe estar preinscrito en una receta médica.

En el Honorio Delgado, dispone de una planta con capacidad de 30 metros cúbicos por hora. Además tienen dos tanques conectados a las camas de hospitalización.

Por otro lado, muchos llegan con sus galones para poder recargarlos y llevarlos a casa. El director del nosocomio destacó que “La recomendación es no automedicarse, no autotratarse. Debe haber un médico capacitado para la atención”.

También se procura abastecer centros de la Red de Salud Arequipa – Caylloma en su manejo. María Elena Flores, directora de la institución, explicó que habrá 100 botellas disponibles.

Recalcó que el centro de salud que tenga un paciente con problemas respiratorios retirará la cantidad que le sea necesaria. De esta manera, se busca beneficiar y atender a la población más vulnerable, quienes no tienen recursos para pagar el tratamiento.

“Los pacientes complicados no acuden al primer nivel. Van a un particular y estén comprando un balón. Tenemos balones llenos y podemos otorgar a nuestros pacientes SIS vulnerables”, señaló.

Finalmente, el hospital Carlos Alberto Seguín Escobedo dispone también de una planta para llenar 100 botellas al día para los asegurados y los no asegurados, con previa inscripción médica. También inauguraron plantas en provincias.

ES PRIVADO

En la otra cara de la moneda, el oxígeno también se vende. La empresa Praxair ubicada en el Parque Industrial fue una de las protagonistas que se encargaron de distribuir oxígeno a Arequipa en la primera ola. Actualmente, la demanda no crece de forma abismal, pero sí de a pocos.

Algunos compradores reconocieron que llenaron sus recipientes como contingencia ante el inicio de la segunda ola.

“Tengo dos balones y estoy llenando uno por precaución”, sostuvo uno. Praxair cobra a S/ 14.60 soles el metro cúbico de oxígeno.

De la misma manera, la Universidad Nacional de San Agustín de Arequipa puso en funcionamiento su planta de oxígeno ubicado en el Hospital Docente de Cerro Colorado, para atender la demanda de la población.

El costo es diferenciado respecto al mercado local y nacional, cobrando S/ 4.00 por metro cúbico (m3) de oxígeno medicinal. Sin embargo, el director del establecimiento, Roberto Huamaní, indicó que los pedidos han incrementado. Explicó que evalúan contratar más personal para llenar 50 botellas en 24 horas.

La Caja Arequipa a finales de mes también inaugurará una planta en el Hospital Geriátrico.

PREVENCIÓN

Ahora lo importante, es cuidarse. Estas situaciones podrían repetirse en un momento que nadie quiere volver a pasar ni vivir. Cuidémonos unos a otros, para que toda esta pesadilla de la pandemia, solo quede en un recuerdo.

Diez médicos fallecieron por la COVID-19 en 2021

Compartir

Leer comentarios