#MisionCultura

“La propia naturaleza me decía, mira lo que yo soy y tú eres parte de esto también”

12 de junio de 2021
Lizette Tejada, empezó su emprendimiento Munay Belleza Orgánica.

EN BUSCA DE UN MEJOR PAÍS CON PERSONAS CONSECUENTES

#YQuéHaríasTú?

El frío ya se hace sentir en esta tarde que recién empieza, son las 3:17 p. m. y tras una llamada, Lizette confirma su llegada. Al entrar al espacio, luce unas botas de cuero negras y un vestido rojo, con una vincha con flores dibujadas. Sonríe, antes de sentarnos y empezar a conversar, habla sobre lo maravillosa que es la ciudad y tras un destello de energía comenta, «tengo 40, ¡y me siento tan joven!«.

Por: Gabriel Herencia

Arequipeña de nacimiento, ha estudiado Biología en la UNSA.

En algún momento, me decepcioné también de la universidad y me fui a viajar unos años y a trabajar de bióloga ya de frente. Yo ya sabía que quería ser bióloga marina desde tercero de secundaria y apenas ingrese a la universidad, me dieron mi ficha de matrícula y, emocionadísima, me matricule en Ecología, Oceanografía, Entomología y me matriculé como a unos 10 cursos y cuando llegué a la secretaría, me miraron y se rieron de mí, se mataron de risa y me dijeron que esos, eran cursos de quinto año.

  • Jajajaja y tuviste que empezar con cálculo supongo…

Sí y cursos de textos y cositas así jajajaja.

  • Lizette, ¿cuáles fueron los tres momentos que marcaron tu vida?

Una de esas, fue la primera vez que fui a la selva, fue para mi un momento importantísimo, sobrecogedor, maravilloso; me hizo emocionarme hasta las lágrimas y me sentí un bichito en medio de tanta exuberancia y maravilloso; ese es un momento primordial, porque encontré mi corazón amazónico y no deje de ir, por 13 años.

  • ¡Asu! ¿A qué edad pasó eso?

A los 21. Ya estaba trabajando.

  • Pero a ver, desentramemos esto, ¿qué te gustó de la selva?

Creo que a pesar de que salí del colegio, no creyendo mucho en la religión, en Dios, la ciencia a mi me devolvió esa espiritualidad y fue eso lo que sentí, cuando fui para allá. Ese sobrecogimiento, era la propia naturaleza que me enseñaba, me decía, mira lo que yo soy y tú eres parte de esto también. Me sentí como una pequeñita hijita de una energía tan grande y maravillosa. No sabía cómo explicarlo en esos tiempos.

  • Fue un momento en el que te encontraste, ¿existencial?

Sí, fue fuerte, ahí despertó una parte de mi alma. Mi parte amazónica.

  • Como un encuentro humilde, ¿no? La vida misma te dice, mira, soy todo esto…

Sí, es maravilloso. Fui a la selva del Vilcanota, al fondo de Machu Picchu, el otro momento fue cuando fui a Madre de Dios, porque la Selva Baja es distinta a la Selva Alta, con más ríos, con más árboles…

  • Tu carrera profesional te sirvió para encaminarte y también encontrarte.

Sí, yo recuerdo que siempre me han gustado los animales desde chica y creo que, ahora viéndolo en retrospectiva, era mi misión, mi destino, todo.

El nacimiento de mi hijo.

  • ¿Cómo se llama?

Elessar, que es un nombre que le daban al Rey de Gondor, de la mitología de los libros de Tokien.

  • ¡Claro!

Ay, soy una fanática de Tolkien. Mi hijo nació en el año 2012 y fue una experiencia a la que me dediqué de lleno, a leer muchísimo, tenía la idea de hacerlo todo natural, porque me sentía super natural también, nunca tomaba pastillas, leía mucho sobre fitoterapia en la universidad, así maso menos como a los 20 que por primera vez me volví vegetariana y para mi, esa experiencia del embarazo me acercó mucho a mi biología como una especie de animal, sin sonar grotesca, pero me sentía una osa, una jirafa, una elefanta, una ballena, todas las hembras y necesitaba ese poder dentro de mí, para llevar a cabo eso y de verdad, todas somos mamíferas, estamos capacitadas por la naturaleza para parir, para llevar un bebe adentro y wuao… Andaba empoderadísima, con mi panzota y lo di a luz en casa de mi mamá, una obstetra y mi doula, que es como una partera y alumbré en mi casa, cero doctores, cero inyecciones, cero cortes, nada.

  • ¿Y cómo te fue con el tema de los dolores, malestares?

Como te cuento yo ya venía de un camino de empoderación, soy una hembra, para eso está hecho mi cuerpo, ¿por qué debería de tener miedo?, ¿por qué debería de estar echada? Esperando a que me saquen el bebé, no… Yo andaba caminando, porque de esa manera sentía que no me dolía tanto, pero igual sientes que los huesos se están abriendo, y ya en los momentos, cuando el bebé está saliendo, intentaba concentrarme en cómo estaba ayudando a encarnar un alma en la tierra y veía galaxias y me sentía maravillada de como somos un portal las mujeres. Atávicamente divina.

  • Esa es una frase que iría como un buen titular, bueno y, ¿el tercer momento?

Creo que debo decir, la vez que he tomado Ayahuasca, una de las veces que he tomado Ayahuasca. Un momento crucial en la vida.

  • ¿Por qué?

La naturaleza me parece tan maravillosamente milagrosa, que así como hay una planta para sanar el hígado, el riñón, una planta para sanar los pulmones, plantas para relajarse, hay una planta que te ayuda a sanar espiritualmente. En Perú tenemos cerca de unos 17 000 especies de árboles, imagínense de hierbas, arbustos, lianas y helechos y tantísimos, son medicinales. Beber esa preparación, ha dejado enseñanzas que nunca han terminado en mi vida, te entrega la capacidad de volverte más introspectivo o que puedas autoanalizar o observarte y explorar espacios tuyos. Es algo muy profundo, muy especial.

  • ¿Se lo recomendarías a todos?

Primero tomen San Pedro, no tomen Ayahuasca de frente… Jajajaja.

  • ¿El San Pedro lo recomendarías a todos?

Sí, como experiencia de vida, sí; pero hay gente que realmente no necesita, tienen muchas cosas resueltas. Yo siempre he estado en una búsqueda, más allá de las cosas que normalmente hacemos en la vida, estudiar, ir avanzando, de trabajar, casarse, tener hijos y morir. Esa perspectiva me la dio la naturaleza y de empezar a cuestionarme cosas, en decir, ¿qué pasó acá?

Lizette Tejada, empezó su emprendimiento Munay Belleza Orgánica.

  • Ahora vamos a pasar a la parte final, donde conoceremos tu opinión sobre la realidad peruana.

Excelente, vamos.

1.- Es sabido ya que nuestro sistema sanitario siempre ha estado en colapso constante, ¿cómo mejorarías el sector salud?

Hay mucha insensibilidad, cobros excesivos, quieren que uno pague más cosas y entre muchas, la corrupción es uno de los motivos que no nos deja avanzar, que los médicos y hospitales del Perú, no trabajan. Hay que conocer la realidad del país, no se tienen datos precisos de que necesita la gente, de qué enfermedades se padece y cada región debe de conocer y atender las necesidades que las personas padecen. Tenemos que conocer, que realmente necesita la gente. Hay muchas leyes que no se cumplen.

2.- En la última Prueba Pisa: 2018, el Perú se encontró en el puesto 64 de 77 países pero según el Ministerio de Educación, tuvimos mejoras, ¿cómo mejorarías el sector educación?

Recomiendo para empezar que vean un documental que se llama, “La educación prohibida”, que habla sobre este tema, el de estar encerrado en una cueva pero que la realidad no es así, hay mucho más. No se nos educa para reconocer y equilibrar nuestras emociones, para ser resilientes, ser empáticos, ser un poco más humano con las personas. Tenemos que desarrollar inteligencias distintas, plantearía fijarnos en países como Finlandia, Estonia, donde las clases no tienen edades, cultivar a las personas en lo que es bueno, en lo que es su don, no en enfocarse a que todos los niños escriban igual, cada uno tiene distintas habilidades, no hay que hacer sentir mal a los estudiantes.

3.- Analistas nos ven como una de las economías que se perfila a tener un buen crecimiento en este año, a pesar de la pandemia, pero la gente no parece sentirlo y los bolsillos tampoco, ¿cómo mejorarías la economía peruana?

Con la posibilidad de generar materias primas naturales y esto hace que las comunidades se sustenten a largo plazo, cuidando además de las especies a largo plazo. Somos un país mega diverso, tenemos muchos frutos, enormes, rarísimos y los nativos los consumen. Podríamos volvernos una potencia en alimentos orgánicos nativos y a la vez, trabajar con las especies vegetales, eso te permite con un buen manejo, conservar bosques, especies, ahora por ejemplo de los miles que hay, el Majambo, es un primo del cacao, es una vaina y las personas en la selva la consumen tostadita y es riquísima. Podría ser el nuevo fruto seco de moda que podríamos explotar.

4.- La inseguridad ha incrementado, algunos dicen que es por el desempleo que ha crecido, tenemos también la migración, la pandemia, varios factores, ¿cómo mejorarías la seguridad nacional?

Creo que parte desde el hecho de que, hemos descuidado el hogar, el rol de la mujer en la casa. Diré algo y quizás muchas me lapiden por lo que voy a decir, pero el rol ancestral de la mujer, es estar en casa y no digo que no quieran desarrollarse en ese sentido, la que quiera que no tenga hijos y que hagan empresas, pero tenemos un rol ancestral por este mismo cuerpo hembra que tenemos y siempre fue de estar cuidando a los cachorros, por eso desarrollamos una sensibilidad más fuerte que la de los hombres. Podemos entender el llanto, una queja, un dolor, etc. Y qué mejor para los empresarios, que tienen doble mano de obra y encima más barata, porque siempre nos pagan menos a las mujeres. Necesitamos recuperar a las personas, darles terapias, hacerles encontrar una misión en sus vidas, una meta.

Su pasión es la naturaleza, el trato dulce se hace notar con Borges, el gato.

5.- Y para finalizar, ¿qué mensaje le darías a los jóvenes?

Siempre intenten saber que les gusta, que les hace vibrar, en que se sienten satisfechos y cuál sería su sueño máximo, olviden que dice la mamá, la sociedad, piensen en ustedes mismos en una total transparencia y verdad, sueño con tal cosa y nunca abandonen ese sueño y suéñenlo en grande, en gigante y que ese sea su norte, su luz en las tinieblas y después, palabra y acción en consecuencia.

Muchas gracias Lizette por tu tiempo y por la entrevista.

Sigan a Mermaid_Dreams7 en Instagram y búsquenme en el Facebook también, ¡dejemos nuestra relación tóxica con el plástico. Necesitamos un cambio.

Lizette Tejada, nació en el año de 1980 el 7 de setiembre, tiene 40 años y es arequipeña. Acabó el colegio en el Sophianum y estudió Biología en la UNSA. Es especialista en conservación del medio ambiente, gestión ambiental y aracnóloga.

“Si me hubiera convencido del discurso de la educación actual, no estaría en una universidad, no estaría enseñando”
Compartir


Leer comentarios