Arequipa

Turismo arequipeño depende de la vacuna

25 de enero de 2021
El Cañon del Colca es uno de los más profundos del mundo

El sector turístico ha sido uno de los más golpeados por la pandemia y también será uno de los últimos en recuperarse.

El año 2020 fue devastador para la economía, el desempleo se hizo presente en escenarios de todos los tipos y de un día para otro, miles de trabajadores se vieron frente a la incertidumbre de no tener ingresos económicos.

Ante este panorama, algunos sectores tienen más prioridad ante la población. Es el caso de la producción y distribución de alimentos o servicios básicos para el hogar.

Sin embargo, otros sectores han sido relegados de percibir ingresos. Esto le sucede al ámbito artístico o del entretenimiento, ya que dependen de un público para su funcionamiento.

El turismo, también forma parte de estos sectores que solo ven números rojos. Esta actividad, es en realidad la que conecta muchos ámbitos de la economía.

Una persona que visita algún atractivo local, nacional o internacional, está inmersa en experiencias de viajes, gastronomía, entretenimiento, hospedaje, etc.

Debido a las medidas que buscan frenar el avance del coronavirus, es que el turismo se ha visto limitado en todos sus aspectos, lo que ha traído duras consecuencias en una ciudad que presentaba gran actividad turística.

Pese a las disposiciones que flexibilizaron algunas medidas para reactivar este sector, en Arequipa el 2020 cerró con un retroceso del 60 % respecto al 2019.

En el Cañón del Colca se registraron 275 mil visitantes en 2019, el año pasado solo se recibieron 50 000 turistas.

Carlos Andrade Pareja, gerente regional de Comercio Exterior y Turismo declaró el año pasado que el crecimiento era más lento, sin embargo, tenía esperanzas en que este 2021 iba a mejorar debido a la temporada de verano.

Lamentablemente, la segunda ola de contagios parece negarle estas expectativas. Pese a los esfuerzos por reactivar el turismo, un impacto como el del año pasado sería grave para este sector.

Ante esta situación, Andrade Pareja ha señalado que el turismo se encuentra en coma. Solo en lo que respecta a las playas, se han perdido 80 millones de soles en los dos últimos meses.

Pide al gobierno que adopte medidas en base a cada región. La restricción vehicular los fines de semana ha afectado puntos turísticos como Mollebaya, Characato, Lagunas de Salinas, entre otros.

También contrastó los escenarios cuestionados en la última semana respecto a los centros comerciales que también representan focos de contagio.

“Nosotros lo hemos comprobado este último fin de semana. Nuestras playas estaban vacías, nuestras carreteras vacías, pero los malls estaban llenos” indicó Andrade Pareja.

El Monasterio de Santa Catalina abre sus puertas con aforos reducidos

El panorama es controversial, los trabajadores de este sector piden mayor flexibilidad mientras que el alcalde provincial o autoridades de salud ven factible la regresión a la fase 3 de la reactivación económica.

Jorge Valderrama, presidente de la Asociación de Agencias de Viajes y Turismo de Arequipa (AVIT), indicó que el futuro del turismo depende de la vacuna contra el virus. Señaló que la inmunización daría mayor seguridad a la población.

Preciso que el año pasado, las empresas prestadoras de servicios turísticos tuvieron que acudir a préstamos del Fondo de Apoyo Empresarial Turismo o Reactiva Perú. 

Estos créditos debían pagarse este año. Sin embargo, pedirán una prórroga, ya que la reactivación no dio los resultados esperados.

Con todo el historial que ha presentado este sector, no se pueden augurar buenos resultados. Más aún, luego de reportes por parte de Geresa, donde se ve que la situación no mejora.

Pese a los esfuerzos, el turismo sería el último sector en levantarse. Por ahora, se pueden visitar algunos atractivos locales como como el Monasterio de Santa Catalina, la Ruta del Pisco, entre otros.

DATO:

En 2020, Arequipa perdió hasta 600 millones de soles en el sector turístico. La pandemia dejó a su paso la desaparición de 50 mil puestos de trabajo.

Dirigentes denuncian que reciben amenazas

Compartir

Leer comentarios