Arequipa

Ayuda psicológica a pacientes COVID-19

3 de febrero de 2021
Foto: El apoyo familiar es necesario para una buena salud mental.

Por cada veinte pacientes afectados por la COVID-19, se requiere un psiquiatra para brindar soporte emocional y psicológico. También el apoyo a los niños en esta etapa, es muy importante. 

Últimamente se ha evidenciado la falta de atención a la salud mental de todos, especialmente por los pasan o pasaron por la etapa dura del COVID-19, así como la pérdida de los familiares o el temor a contraer la enfermedad.

Al menos un psiquiatra o psicólogo clínico es necesario por cada veinte pacientes afectados por la COVID-19.

Juan Carlos Zevallos Rodríguez, médico psiquiatra, lo dio a conocer así tras los hechos suscitados en el Hospital COVID-19 Honorio Delgado Espinoza, donde tres pacientes se suicidaron dentro de las instalaciones por problemas.

El profesional de salud mental recomendó que debe darse asistencia emocional constante al paciente, seguimiento y apoyo, estar por lo menos media hora con cada persona y durante todo el proceso de internamiento.

De esta manera, se forma una cadena donde los mismos pacientes pueden servir de instrumento de ayuda para los otros que van ingresando.

De lo contrario la depresión se vuelve más recurrente que desencadena la baja de defensas, generando ansiedad, impulsividad y falta de seguridad, que lo podría llevar hasta el punto de atentar contra su vida.

“No hemos trabajado a lo largo de muchos años en nuestra salud mental y los problemas que estamos viviendo, son parte de este descuido de muchas décadas”, recalcó.

INFANCIA EN PANDEMIA

Por otro lado, los niños viven tras las puertas de su casa que los contraen de una infancia que debería ser vivida con todas las alegrías.

El médico indicó que hemos dejado de ver las secuelas graves que va dejar esta enfermedad, en la parte emocional, cognitiva, conductual de los más pequeños.

La visión del niño siempre es muy diferente a la de un adulto, puede que para nosotros un día dure 24 horas, pero para ellos puede significar tres días. Y durante la etapa del confinamiento, ese año de encierro, significó para ellos una eternidad en la cárcel.

Los procesos de socialización en los niños son más fuertes en esa etapa, pero lastimosamente muchos han cortado esa interacción con otros niños por la nueva forma de vivir que todos tenemos ahora.

A consecuencia de ello, la adicción a las tecnologías se ha vuelto más potente en los niños.

“Debemos tener en cuenta el proceso de desarrollo cognitivo, la exposición a los móviles, al celular, a la computadora, sabíamos bien que debía restringirse, antes de la pandemia, pero ahora tenemos una epidemia de ciberadicción, porque los hijos cuánto tiempo están pasando en redes, frente a la pantalla, en juegos, ya la Organización Mundial de la Salud ha lanzado alerta sobre los daños emocionales que van a ser catastróficos y van a durar por lo menos veinte años”, agregó.

Ante ello recomendó el apoyo de las familias a sus niños, una buena alimentación y el gestionar un plan de actividades que ayuden al factor personal, familiar y emocional.

Más adicciones en jóvenes por cuarentena

Compartir

Leer comentarios