Especiales

Rafael Solorio, una nueva visión artística de la producción musical

7 de febrero de 2021
Foto: Rafael Solorio estudió música contemporánea en Suiza.
Por: Fernanda Tapia

 

En una entrevista exclusiva con Diario EP, Rafael Solorio nos comparte el inicio de su travesía a través de este mundo y su recorrido que lo llevó a ser un profesional notable entre músicos.

Estudió música en Suiza y regresó a su tierra para ayudar a los músicos de la escena local, llevando consigo mismo una propia visión artística desarrollada a lo largo de los años, a base de sus experiencias como músico y finalmente, como productor musical.

¿Cómo nace toda esta cuestión musical que, ahora es su estilo de vida?

De hecho, no es una historia larga necesariamente, pero es algo que se desarrolla a través de muchos años. Yo comencé tomando clases de guitarra clásica cuando tenía 8 años, y cuando tenía 12 o 13 años, comenzaba a tocar en bandas de rock de aquí.

Comencé a escuchar más música metal y con ello participaba más en ese tipo de tocadas. A los 16 años, viajé fuera del país para poder estudiar música donde estudié alrededor de unos 4 años. Estudié música contemporánea y me concentré en todo lo que era guitarra eléctrica.

Regresando a Perú, tuve varios trabajos. Estuve enseñando en una academia y tocaba en diversas agrupaciones musicales, además tenía mi proyecto como solista.

Y en el año 2017 es cuando decido dejar a un lado mi carrera como músico y compositor, para dedicarme exclusivamente a mi estudio, RS Audio.

¿Qué entorno y relaciones fueron las favorables que te ayudo a desarrollarte como profesional?

Yo considero que acá por lo menos en esta zona de Arequipa, no había un lugar, no había un estudio que se especialice en todo lo que es la producción para bandas de rock y heavy metal. Considero que existía esta especie de espacio en el mercado en que yo podía entrar para poder brindar esa visión artística que yo tengo que me parecía, que hacía falta.

Las bandas que yo escuchaba en estos estilos, a mi gusto personal, las producciones no me llegaban a gustar del todo, entonces quería aprovechar esas circunstancias para poder brindar una visión diferente según mi concepto de cómo deberían sonar estos estilos.

Esto lo he estado realizando desde la fundación del estudio, que ha ido relativamente bien.

Foto: Busca brindar una nueva visión de la música.

Al estudiar en extranjero, ¿por qué decidiste volver al Perú teniendo, posiblemente, más oportunidades allá que acá?

Son muchas circunstancias, yo estaba en una situación bastante particular en aquel entonces y fue por eso que tomé la decisión de regresar a vivir acá.

Las oportunidades son relativas, yo estuve en Suiza, un país bastante pequeño que ha pesar de que tenga bastantes riquezas tampoco me parece que es lo mejor en términos de oportunidades.

Fueron muchas cosas personales que tenían que ver con relaciones y muchos motivos por los cuales decidí regresar. Es una decisión que la he tenido que asumir y aceptar que estoy establecido acá.

Por toda tu experiencia como música y finalmente estableciéndose como productor musical, ¿cuál es el proceso de producción que organizas al hacer un tema musical?

El proceso general con la mayoría de bandas, es que yo recibo una especie de maqueta que es tal vez una grabación de celular de ellos tocando en una sala de ensayo, y a partir de eso yo lo importo en todos los programas que trabajo.

Comienzo a analizar y un poco a determinar cuál es la estructura de la canción. A partir de eso, se comienza con todo el proceso de creación y grabación de las baterías, posteriormente el bajo, guitarras y grabar las voces, etc.

Grabamos todo de manera individual, instrumento por instrumento para poder concentrarnos en todos los detalles, hacer las correcciones que sean necesarias. Dependiendo de la banda, en algunos casos me involucro bastante con algunas sugerencias con respecto a lo que pueda ser la estructura de la canción o hacer algunos cambios.

Hay algunas bandas que ya vienen con sus temas estructurados y yo solo me dedico a la labor técnica que es grabar, editar y posteriormente hacer la mezcla y remasterización de todas las pistas.

Y desde el año 2017, año donde comenzaste a desempeñarte en esta labor, ¿con cuántos artistas has tratado?, ¿cuáles crees que fueron los más sobresalientes?

Son muchos artistas, nunca me he puesto a contar. Pero para tener un punto de referencia, tengo dos discos externos cada uno de un terabyte y ambos están repletos del trabajo que he ido haciendo desde aquel entonces.

Dentro de los artistas que me han gustado mucho trabajar, son como Umbra con quienes estoy trabajando actualmente, banda de heavy metal que me gusta muchísimo. Es una banda que yo ya he escuchado justo desde que empecé a trabajar hace muchos años y estamos grabando con ellos lo que sería su primer disco, por lo que es un proyecto muy interesante.

Chaska, Ouija, también son bandas con las que he disfrutado trabajar. Del lado más rock, bandas como la Caja de Szyszlo que acaba de sacar un EP, bandas como Yago, Cool Heros que también recientemente han sacado un single y bueno, son muchísimas bandas.

Me siento bastante afortunado con todas las bandas con las que he podido trabajar, siempre se ha desarrollado de manera muy positiva donde todos hemos quedado muy satisfechos del resultado final.

Foto: Futuro. “Acá seguimos dando lo mejor”.

¿Alguna vez has tenido la oportunidad de trabajar con otro género muy fuera del rock y heavy metal?

He trabajado con algunos géneros que están en el límite de lo que a mi me gustaría trabajar y me he dado cuenta que personalmente, no es algo para mí.

A pesar de que sí, me siento capaz de hacerlo, probablemente no sienta conexión alguna con el proyecto por lo tanto siento que no soy la persona adecuada porque realmente no estoy poniendo lo mejor de mí, mi interés. Solo espero a que se termine el proyecto para poder seguir avanzando con lo que yo realmente quiero hacer.

Muchas personas me preguntan, “Rafa, tengo este proyecto musical de este género, etc”, yo siempre soy honesto en decir que en RS Audio me especializo en ciertos géneros y prefiero seguir manteniendo las cosas de esa forma, porque es realmente lo que me gusta hacer y eso no viene de algún pensamiento de decir que “los demás géneros no pasan nada”.

Es admitir cuál es mi gusto personal y que es lo que quiero utilizar realmente mi talento.

Hablando del año pasado y este año, ¿de qué manera te ha afectado la llegada de la COVID-19 laboralmente?

Ha sido algo complicado para todos, pero yo me considero afortunado en el caso que soy mi propio jefe y he podido mantener las cosas con lo que se refiere al negocio del estudio. La cantidad de trabajo ha disminuido bastante por el hecho que las personas no pueden movilizarse con facilidad o tal vez, hay un temor por salir de casa.

Entonces, ya no se puede dar con tanta facilidad que los músicos vengan a grabar aquí al estudio, pero por otro lado lo que se ha dado con un poco más de frecuencia es que los músicos han tomado la iniciativa de grabarse a sí mismos y podamos trabajar hasta cierto punto, a la distancia.

Me envían las pistas, las edito, hago el trabajo por mi parte y todos trabajamos por separado utilizando la tecnología para llegar al resultado que queremos

Si ha afectado a todos de manera negativa, pero he podido sobrellevar la situación relativamente bien.

Finalmente, ¿cuál es el mensaje para el futuro del estudio?

En RS Audio seguimos trabajando para seguir adelante, yo tenía proyectos interesantes para el 2020 que obviamente por toda la situación que estamos viviendo. No se han podido dar, pero los planes siguen ahí, esperando que mi estudio siga creciendo.

He tenido que aplazar planes y cosas que he querido hacer, pero si quiero hacer que todo se logre, cuento con un buen servicio a las bandas que vengan a trabajar también mejorar en todo lo que se pueda

Este es el mensaje para el futuro del estudio, que acá seguimos dando lo mejor.

La despedida final de Scooby

Compartir

Noticias Relacionadas

Leer comentarios